Feminenza in Israel

Board Members

Edna Cohen Mazliah
Board Chair

Dror Assia
Board Member

Julie Arbel
Board Member

Esther Bar-El
Education Developer

Feminenza Israel - Eventos y talleres

La educación sobre el género y el papel del perdón en el ámbito educativo

Un curso de un año para educadores en el Colegio de Formación de Profesores Gordon en Haifa, Israel

Profesora Hanna Shachar, doctora en Educación y Psicología Social y Directora del Programa de Maestría en Educación, y la Sra. Esther BarEl, licenciada en Filosofía y promotora de educación en Feminenza International

El clamor está ahí fuera, en todas partes, por un nuevo enfoque educativo, uno que pueda ayudar a nuestra juventud a ganar estatura moral, a construir una red de humanidad, cualidades y valor. De la multitud de temas candentes que llaman a nuestra puerta, elegimos empezar por animar a nuestros estudiantes a abordar dos de esos temas: el respeto por el género y la comprensión y necesidad de perdón en el sistema educativo.

Vivimos en una era de cambios sin precedentes. Al hacer frente a la invasión masiva de la información y de todo tipo de tecnologías en la red, es muy difícil saber qué esperar; incluso tenemos dificultades para identificar lo que está delante de nuestros propios ojos. Los conceptos básicos están perdiendo rápidamente su significado y relevancia. Por consiguiente, en el campo de la educación es necesario reexaminar los conceptos básicos tradicionales como el aprendizaje, la inteligencia, los patrones de pensamiento, el éxito o el fracaso. Esto está haciendo que nos replanteemos las definiciones prevalentes de lo que llamamos "logros", creando una demanda de una profunda revisión y actualización del pensamiento educativo, incluyendo la pregunta ineludible: ¿Cómo, en este nuevo entorno, tenemos que formar a nuestros profesores?

El mundo tecnológico provoca cambios significativos en los cerebros de los niños, y en el nuestro (1), tanto que perdemos la noción de quiénes y qué somos. Por lo tanto, parece crucial preguntarse de nuevo: ¿Quiénes son los niños que vienen a ser educados, y quiénes son sus mentores? Reflexionar sobre estas preguntas no forma parte de la codificación y la práctica de los educadores, pero frente a nuestra realidad actual, ya no podemos evitarlas o ignorarlas si queremos estar mejor equipados y ser más eficaces en la educación de los seres humanos para un futuro incierto.

Así pues, nuestro punto focal se convierte en el llamamiento a una comprensión más profunda y a la conciencia de sí mismo, a "conocerse a sí mismo", y a encontrar cuál es el verdadero valor de cada vida humana. El problema central que intentamos abordar es que los sistemas educativos no dan crédito y valor al verdadero potencial que cada vida humana tiene en este mundo.

Por lo tanto, este curso de maestría en educación se diseñó para tratar de construir una base para una autoconciencia más profunda y más amplia -que es una condición indispensable para el cambio y el desarrollo- proporcionando a los estudiantes un nuevo lenguaje y conocimientos, nuevas percepciones y herramientas con las que puedan reevaluar los conceptos educativos y psicológicos básicos y actualizar sus valores y puntos de vista. Esto se hace centrándose en dos temas que aún deben encontrar su lugar adecuado en la mente y el corazón de los educadores dedicados: el respeto de género y el perdón.

El primer semestre trata de la percepción y las actitudes en relación con el género - el nuestro, y el de los niños. Explora el papel central y omnipresente que la identidad de género juega en nuestras vidas. La primera etiqueta que se nos pone desde el momento del nacimiento es "niño" o "niña", y esto conlleva persuasiones, influencias y condicionamientos sociales, religiosos e históricos de peso. Sólo en los últimos cien años más o menos han sido examinados y cuestionados, lo que ha llevado a muchos cambios que estamos presenciando hoy en día. Por lo tanto, tenemos que averiguar y aprender lo que es el desarrollo natural de cada género, de una manera fresca y sin esas influencias, a fin de cultivar el verdadero valor, expresión y respeto del género.

El curso ofrece nuevos conocimientos sobre la constitución del ser humano, para que los participantes lleguen a ser conscientes del hecho de que no somos "una cosa", sino que estamos hechos de vidas diferentes, y pasamos por etapas de la vida codificadas y predestinadas, desde bebés y niños pequeños hasta mujeres y hombres mayores y mas sabios - cada etapa con sus propios atributos e inclinaciones - donde cada individuo está llamado a desarrollar cada una de esas partes y a alinearlas y orquestarlas todas juntas de acuerdo con su vocación y propósito únicos.

El segundo semestre trata un tema que hasta hoy no ha sido reconocido y considerado seriamente en la formación de los profesores, a saber, el papel y el lugar del perdón, tanto personal como profesional, en el ámbito educativo.

La realidad pedagógica no es una circunstancia donde el perdón tiene mucho espacio, ya que se basa en la medición de todos los niños según un criterio, que es el logro en las pruebas estandarizadas. El hecho de que los seres humanos se diferencien entre sí, de que cada individuo sea especial y único, no tiene traducción en la práctica en el sistema educativo. La realidad educativa es la de las pruebas, las sanciones, la competencia y la comparación interminable entre niños, clases, escuelas y países.

En realidad, los procesos de desarrollo de un ser humano se componen casi enteramente de ensayo y error. Esto significa que todos nosotros, niños y adultos, con cada error, defecto o fracaso, necesitamos siempre nuevos comienzos y nuevas oportunidades. Este es el significado profundo del perdón: que se nos concedan nuevos comienzos, nuevas oportunidades, para continuar el proceso de desarrollo sin estar encadenados o poseídos por errores, fallos, vergüenzas, culpabilidad y sus consecuencias psicológicas.

El curso se sumerge en los "Siete Pilares del Perdón" de Feminenza - Comprensión, Libertad, Remedio, Calidez, Elevarnos, Esperanza y Seguir adelante. Debido a que los niños y niñas que conocemos hoy en día están empapados en un mundo tecnológico caótico que nos resulta difícil de entender, la pedagogía debe centrarse en la defensa de estos valores humanos básicos, permanentes y naturales como una plataforma de fuerza interior y confianza(2).

Nuestra esperanza es ver a más profesores que vuelvan a entrar en el ámbito educativo con mejores percepciones y una actitud más indulgente con respecto al potencial humano y el desarrollo de los estudiantes.

El curso ya se ha ofrecido 3 veces, de 2013 a 2016, con la asistencia de un total de 65 estudiantes israelíes de educación superior. Todos ellos -judíos (alrededor del 80%), árabes y drusos- ya son profesores, y se están formando para convertirse en asesores pedagógicas.

El curso está dirigido por la Prof. Hanna Shachar, doctora en Educación y Psicología Social, directora del programa de M.Ed., Enseñanza y Aprendizaje: Educators' Mentorship Training, Gordon College of Education, Haifa, y la planificación se realiza en estrecha colaboración con la Sra. Esther BarEl, Licenciada en Filosofía, y Profesora de Desarrollo Educativo en Feminenza International.

El curso ha sido recibido con excepcional interés y entusiasmo. Aquí hay algunos testimonios:

Gracias por un semestre de profundo conocimiento de mí mismo y de mi mundo... Nunca imaginé que se llevaría a cabo de esta manera y que yo sería "el principal protagonista". En cada clase me encontré atravesando un viaje interior que contribuyó a mi desarrollo personal, interpersonal, emocional y profesional.

A. M., 52 años

Cuán importante es emplear la decisión consciente de no permitir que la realidad, que presiona para obtener respuestas rápidas, nos afecte. En esta etapa entiendo que el "yo superior" en evolución en mí será lo suficientemente inteligente - por mi experiencia de vida - para manejar diversas situaciones con menos implicación personal y desde una perspectiva lo más amplia posible.

N. R., 51 años

Entiendo que las decisiones que se toman hoy en día se pueden tomar desde varios puntos de vista... y desde un punto de vista profesional, entiendo que en el encuentro educativo hay que referirse a todas las partes del ser.

M. V., 32 años

Este curso contribuyó a que yo, en primer lugar, tratara de entender, por qué actúo y respondo tan rápidamente, y cómo puedo ir más despacio y mirar una situación desde más ángulos. Lo intenté, y fue increíble... Todos los extraordinarios e importantes conocimientos que adquirimos en este curso no se enseñan en ningún otro lugar y son tan valiosos. ¡Es asombroso cuánto de lo que aprendimos es exacto y verdadero!

H. Z., edad 38

Profesionalmente, este curso es una necesidad para todos los educadores donde quiera que estén... Salimos de él mejores mujeres, menos críticas, más comprensivas y más conocedoras, y por lo tanto también mejores profesoras, más conscientes de nosotras mismas y de nuestras debilidades. A partir de esta autoconciencia más desarrollada, podemos identificar mejor las etapas de desarrollo y espirituales en nuestros estudiantes... ayudándoles a tomar mejores decisiones y elecciones y a ganar experiencia...

Este curso es único. Su contenido es obligatorio para todos los educadores del mundo y para la humanidad en general. Fue una experiencia conmovedora, enriquecedora, que provocó tanto pensamiento como inspiración. Me hizo "salir de la caja", cambiar los patrones de pensamiento y tratar de implementar lo que aprendí en mi vida. ¡¡¡Qué gran regalo!!!

O., edad 45

Ponte en contacto con nosotras


(1) Hanson, R. (2013) Hardwiring Happiness. NY: New York, Crown Publishing Group.
Doige, N. (2015) The brains way of healing: Remarkable Discoveries and recoveries from the frontiers of neuroplasticity. New York: Penguin Random House LLC.

(2) Kaku, M. (2014) The Future of the Mind. New York: Stuart Krichevsky Literary Agency, Inc.