Kira Andersen, and Malene Maxon, Dinamarca


Por tercer año consecutivo, Feminenza y Oesthuset, un centro de jóvenes y mujeres en Dinamarca que trabaja con proyectos, eventos y actividades para niños, jóvenes y sus padres, fueron los anfitriones de la Conferencia de las Hermanas del Mundo. Este evento anual es una oportunidad para que mujeres se reúnan y discutan temas importantes relevantes para sus comunidades. Este año se centró en el perdón, específicamente en la importancia de la comprensión.

La conferencia cuenta con el apoyo de los líderes de las comunidades locales. Kira Andersen, líder del proyecto en Oesthuset, y una de las organizadoras de la conferencia, declaró, “recientemente un sacerdote local dijo que ha notado que el trabajo que hacemos con las mujeres de la zona tiene un efecto positivo y un impacto en sus hijos, sus familias y la sociedad en su conjunto, es de vital importancia seguir centrándose en lo que compartimos, en lugar de lo que nos separa”. Como parte del programa, la CEO de Feminenza, Mary Noble, dio el discurso de apertura titulado: “Sin entender la naturaleza y los caminos de nuestra humanidad común, el perdón no tiene suelo en el que crecer”.

Los conflictos están aumentando en todo el mundo. Los informes sobre el aumento de la violencia y el abuso son comunes. También en Dinamarca se observan los profundos efectos de la violencia en las familias, en los amigos y incluso hacia uno mismo. Centrándose en el perdón y la reconciliación, los participantes en la conferencia preguntaron: “¿Cómo manejar mejor estas experiencias? ¿Podemos aprender a perdonar? ¿Podemos llegar a reconciliarnos con el pasado?”

Sesenta y cinco mujeres y sus familias estuvieron presentes en el evento. Estas mujeres vinieron de varios países diferentes como: Dinamarca, Somalia, Irak, Siria, Palestina, Líbano y Turquía. Había traductores disponibles para alentar la participación de todas las asistentes. Conocer a mujeres de países diferentes fue una oportunidad única para muchas de las participantes y sus familias. Uno de los talleres incluyó presentaciones, ejercicios prácticos y animados debates sobre los problemas que enfrentan las mujeres desplazadas de su familia y su país. Un tema importante que se trató en este taller fue el papel del perdón cuando los miembros de la familia están sufriendo, pero están separados por grandes distancias. El debate no generó respuestas definitivas, pero al hablar de este tema en grupo, las mujeres idearon estrategias que podrían utilizar en su propia vida y en la de sus familias, ahora y en el futuro. Una de las participantes dijo: “Me siento fortalecida por estar con otras mujeres que se enfrentan a los mismos problemas a los que yo me enfrento”. Otra participante reflexionó: “El aspecto más importante para mí es sentir el calor de la hermandad que estuvo presente aquí hoy, calor que ayuda a curar algunas de mis heridas”.

La inclusión y la cooperación fueron aspectos clave de la conferencia. A las madres con niños pequeños se les permitió unirse a las reuniones a través de un “club de niñeras” que organizaron las hijas mayores del equipo de Feminenza. El almuerzo se convirtió en una fiesta compartida con las contribuciones de varios asistentes. El día fue inspirador y fortalecedor para todos los que asistieron. La experiencia compartida fue un elemento fuerte durante toda la conferencia. Conectar con experiencias personales fue un punto de partida para que las mujeres enfrentaran sus muchos desafíos.


La conferencia también se centró en el papel que las mujeres desempeñan en el perdón y la reconciliación, ya sea como mentoras, voluntarias o a nivel individual. Al compartir experiencias personales que son comunes para muchas de estas mujeres, las participantes pudieron identificar valores y temas que les unían. Uno de los talleres se centró en que las participantes trabajaran juntas para identificar tres áreas que son necesarias:

  1. la necesidad de sustento y descanso
  2. la necesidad de educación y desarrollo de habilidades personales y de mejora de la dinámica familiar, y
  3. la necesidad de tener una vida espiritual rica y estimulante

Después del taller, las participantes compartieron cómo les afecto el taller. Una de las participantes comentó, “Realmente disfruté la aplicación práctica y encontré que era capaz de conectar con todas las mujeres en el taller – teníamos exactamente las mismas necesidades”.

Al final del día, se leyó el siguiente texto en seis idiomas (de las Siete Expresiones de la Humanidad, World Copyright © Philosophical Frameworks 2006-2015):

Recuerda que
lo que tú sientes, otros lo sienten;
lo que tú necesitas, otros necesitan;
lo que tu anhelas,
otros también lo anhelan.
Esto nos dice que
debemos honrar lo que nos hace iguales,
y celebrar la riqueza
de nuestras diferencias.

Hermanas del Mundo es un evento regular. El evento se sustenta en hacernos reflexionar sobre la fuerte conexión que existe entre todas las mujeres, como hermanas en todo el mundo.

Kira Andersen publicó recientemente un libro digital sobre “Días de la Mujer en la Casa del Este” con la cautivadora historia de todas las que contribuyen a las actividades de Oesthuset, a través de la imagen y la palabra. Si estás interesado en el libro puedes enviar un correo electrónico a: ranke@adr.dk

 

Conferencia de las Hermanas del Mundo